RECICLADO OFFSHORE: EXPORTACION ENCUBIERTA DE RESIDUOS TOXICOS?

En artículos pasados hemos hecho hincapié en el tema del movimiento transfronterizo de residuos tóxicos - peligrosos - especiales o como se los quiera llamar. Cada forma de denominarlos tiene sus aristas.

El movimiento de materiales para reciclaje entre países de diferente grado de tecnología o poder técnico-económico muchas veces puede ser visto como la explotación del poderoso sobre el débil, aprovechándose justamente de las necesidades de este ultimo.

Estimo que el génesis de las movimientos indiscriminados o no controlados de estos movimientos son las leyes del mercado y su falta de integración con aquellas de protección sumado a la falta o ausencia de políticas de protección de los trabajadores en los países “débiles”.

Muchas actividades o acciones pueden ser mitigadas - desde su óptica ambiental - con una palabra que involucra muchas otras: fondos

Si se dispone de fondos, los materiales que pudieran ser tóxicos puede ser tratados, reciclados, recuperados y reinsertados en el mercado con un mínimo impacto sobre el ambiente donde se desarrollaron los componentes iniciales.

Creo y estoy convencido de que manejando realidades concretas y objetivas se lograran mayores beneficios que prohibiendo a rajatabla casos de exportación de “materiales a recuperar” y que todos saben que se trata de residuos.

Debe hacerse una clara y explicita mención a lo siguiente: no debe confundirse la exportación de residuos para su disposición final con la exportación de materiales a recuperar. Para los primeros solo se cobra - si se cobra -  el dividendo por el “alquiler” de una tierra de nadie, que obviamente se trata de una actividad ilegal. En el segundo caso están involucradas industrias y procesos industriales, que mal o bien, se sirven de lo que otros no utilizan. Si no fuera asi no existiría el comercio.

Tomemos como ejemplo el caso del sudeste asiático. Las exportaciones a Asia de residuos de la industria electrónica - e-residuos o “e-waste” es una de las situaciones mas conflictivas de la revolución tecnológica. Esto implica que toneladas y toneladas de materiales ricos en valor agregado pero con componentes tóxicos son enviados a “reciclaje” hacia países tales como China, India o Pakistán.

Los grupos ambientales del Basel Action Network y de la coalición de Silicon Valley sobre tóxicos declararon que casi el 80% de los residuos electrónicos de los EEUU son enviados a Asia.

Se han elaborado listas de materiales restringidos que incluyen computadoras, maquinas xerox, videocámaras y teléfonos, para evitar que China se convierta en un sitio de disposición final de residuos electrónicos.

Esto esta agravado ya que se revela que muchos jóvenes y niños son empleados para desarmar computadoras y “que las aguas de los sitios han sido contaminadas” (NdeA: se estima que este grado de generalidad de los conceptos de donde se extrajo la información no es de un grado de fiabilidad considerable)

En visitas realizadas a algunos sitios en China, según se documenta en el “The Guardian Weekly, articulo de John Gittings”, se han visto como circuitos integrados impresos y otros elementos son “quemados” o incinerados a cielo abierto para extraer los metales que poseen.

Según se comenta en el articulo, numerosos niños son utilizados para moverse entre los restos de metales tales como hierro, cobre y otros componentes, sin ningún tipo de protección, sumado a los restos de plásticos y fibras quemadas que vuelan en el aire.

Tal como sucede con muchas industrias en países poco desarrollados, para extraer chips de los motherboards, los mismos son inmersos en piletas de soldadura fundida, generándose una constante nube ácida en el área.

Se reconoce que los principales problemas no es el fin, sino los métodos empleados. Si fueran aplicados métodos apropiados, el ambiente y la población no se vería afectada de la forma en que lo es actualmente.

Se menciona que si en China se dan estas condiciones, en India y Pakistán no es esperable situaciones muy diferentes. Los motherboards son desoldados con sopletes sin ventiladores, en condiciones ácidas de operación y en sitios cerrados y con poca o nula ventilación. De la misma manera se menciona que en la India, el método de quema a cielo abierto de los circuitos integrados es una actividad que se lleva a cabo en pleno centro de Nueva Delhi, ya que es una actividad que ocupa a niños mayormente.

Como cualquier otra actividad comercial, el negocio de los e-waste busca la variable de costo beneficio mas apropiada, con facilidad de penetración en mercados pobres y con bajos costos de trabajo. Los brokers en este negocio, principalmente ubicados en Singapur y Dubai simplemente reorientan y reenvían los contenedores según las similares restricciones que se imponen en el sudeste asiático.

La convención de Basilea establece la forma de control del movimiento entre países “desarrollados” y “no desarrollados” y las responsabilidades de los países productores de residuos.

Generalmente las condiciones en que se trabaja en los países destino del “reciclado” de residuos son paupérrimas, sin protección o con una escasa protección. Esto es conocido por los exportadores, pero al quedar en un estado de indefinición acerca de las responsabilidades, la situación sigue imperando.

No puede aislarse cada parte del problema. La resultante es un conjunto de interacciones entre diversas situaciones que no pueden dejar de analizarse. Las necesidades de trabajo, las condiciones laborales en general del sector de población que será utilizado en el proceso y otras características mas hacen que deba ser evaluado el problema desde diferentes ángulos.

Una situación es cuando se envía un producto a un país que no posee ni la tecnología para reciclar el residuo o las condiciones de almacenamiento son malas. La otra situación es cuando en un país se cuenta con una relativa infraestructura para pode recibir los materiales.

Estimo que este debe ser el punto de vista, revisar el estado socioeconómico de un amplio sector que podría vivir de este tipo de servicio y que el mismo sea entregado en países con un desarrollo tecnológico que permita su exportación hacia países con una capacidad adecuada de tratamiento de los residuos y que sirva de bien de intercambio.

Prohibir por prohibir, no enriquece.


Powered by FerozoSite