PLANIFICACION TERRITORIAL: EL LUGAR DE LA INDUSTRIA, EL LUGAR DE LA SOCIEDAD

Vuelvo a retomar el tema de la planificación urbana, es decir, el control y regulación del crecimiento de los usos del suelo. Una y otra vez se suceden hechos graves de contaminación donde las victimas siempre resulta ser la sociedad, la población.

Usualmente se trabaja sobre estos casos como cuando se descubre una enfermedad en un elevado estado de desarrollo: se atacan las consecuencias y no las causas.  Al mismo tiempo, los actores sociales victimas de estos hechos no encuentran respuesta a sus reclamos en el estado o autoridades y recurren rápidamente a los medios sensacionalistas, que con mayor rapidez se preocupan mas por vanagloriarse de ser los primeros en llegar al lugar mas que ayudar e informar y tratar de encontrar la real causa del problema.

Ayuda a este sistema también la incompleta y muchas veces incompetente actitud del estado o de las autoridades, tanto las específicamente técnicas como los estamentos judiciales.

Si ante un hecho de contaminación la autoridad de control no demuestra que ha actuado correctamente en su función, resultan igualmente o mas culpables que los causantes del hecho. A los medios les resulta mucho mas fácil vender la catástrofe que la solución a la misma. Porque a su vez, la sociedad compra la catástrofe, y no la solución.

Sin desmerecer ninguna figura ni hacer juicio de valor sobre ninguna persona, pero la sociedad compra mas la noticia de la muerte de un famoso que le de una persona que ha entregado su vida a los pobres y desahuciados del mundo. Es así y estimo que así será, pero no por ello debemos dejar de mencionarlo.

Ante un accidente que genere contaminación y que afecte a una población, los medios atacan directamente al origen del hecho: la industria.  Lo primero que se pide es que la industria se vaya de ahí, que cierre. No importa que ese haya sido su lugar durante años, que el sector sea de uso industrial, que se este hablando de dejar en la calle a 300 empleados que implican 900 personas (a un promedio de tres personas por núcleo familiar).

Tampoco importan los comercios secundarios que viven de esa industria en forma directa, de sus asesores, de los que le brindan servicios, de los comercios de los alrededores, de toda la sociedad. Hace relativamente poco hice un ejercicio mental en base a una industria pequeña y a su listado de proveedores. Esta empresa de dos empleados directamente satisfacía a 6 personas (núcleo familiar de tres por cada empleado) y a su vez, en un segundo orden satisfacía a 81 personas por servicios, comercios, etc. ¿Imaginan una industria de 5 personas, de 25, de 75?

Ahora bien, ¿cuáles son las preguntas básicas que debiéramos hacer en realidad?

¿El accidente afecto a pobladores? Si la respuesta es NO, entonces este articulo seria mas apropiado titularlo: “Minimización de riesgos de accidentes industriales”. Si bien debe ser de cuidado, no tendríamos que lamentar mas victimas, pero se trataría de un mal menor. Cualquiera de nosotros que a diario recorremos plantas industriales sabemos de los riesgos a que nos sometemos.

¿Por qué sucedió el accidente?

¿Cuáles fueron los mecanismos que fallaron para que sucediera el mismo?

Bien, ¿pero si el accidente afectó pobladores? entonces las preguntas, además de las mencionadas, son...

¿Cuál es la distancia que se establece técnicamente como de seguridad para el desarrollo de viviendas cerca del tipo de planta industrial donde ocurrió el accidente?

¿Quién es el encargado de establecer dicha distancia?

¿Quién es el encargado de hacer cumplir dicho requisito?

¿Quién establece las áreas residenciales e industriales?

¿Cuál es el criterio para dicha regulación?

¿Por qué había pobladores en las cercanías de la planta?

¿Quién permitió la ocupación de tierras a una distancia menor?

¿Por qué no hubo asistencia y preparación de los pobladores ante estos casos?

¿Quién regula o establece el uso de la tierra y porque no se hizo cumplir con lo establecido?

Pueden hacerse varias mas, pero se ve que muchas de estas preguntas tienen respuesta en las autoridades políticas y ejecutivas mas que en las privadas (industria). Importa establecer fidedignamente los porcentajes de responsabilidad, ya que por mas que minimicemos las posibilidades de error, siempre existirá el riesgo.

Un vehículo puede tener todos los implementos habidos y por haber para evitar accidentes - frenos de ultima generación, luces destellantes, bocinas, etc. etc., pero eso no impide que alguien NO controle que la gente circule caminando por la calle y por ende aumenten las posibilidades de un accidente.

Durante años la planificación del uso del suelo se ha desarrollado en un divorcio evidente con los organismos encargados de controlar que se cumpla con lo establecido. Puede contarse con innumerables leyes y regulaciones sobre que, como y donde hacer e instalarse, pero si el poder de policía o el órgano de control no realiza adecuadamente su función de verificar, de nada sirven las normas. Sus consecuencias pasan entonces a aumentar los riesgos de exponer a una gran parte de la población a potenciales accidentes industriales que, en caso de ocurrencia, no debieran conocerse mas que por los medios y no porque hay decenas de personas internadas en centros asistenciales.

El hecho de la protesta en si misma es el único canal que muchos encuentran para tratar de sentirse escuchados y protegidos, en un falso paraguas de seguridad.  Piden el cierre de fabricas pero emiten este pedido ante la desesperación por no concebir lo inconcebible.

¿Cómo una nube toxica pudo afectar a cientos de personas? ¿Cómo es que se permite que esa industria este allí?... en realidad, nadie realizo estudios para evaluar un manual de accidentes, o los que existen contemplan solo la responsabilidad industrial.

He visto manuales de seguridad de empresas multinacionales en el que establecen la distancia mínima que debe guardarse a viviendas, y sin embargo la planta tenia casas muy por debajo de esa distancia mínima. Las autoridades industriales habían enviado sucesivas notas a las autoridades para impedir la radicación residencial en los alrededores, pero no habían tenido respuesta.

Los accidentes industriales con afectación a la población seguirán sucediendo en tanto:

-         las autoridades no actúen responsablemente controlando la ocupación de tierras en las cercanías de las plantas

-         las industrias no establezcan mecanismos crecientes de seguridad industrial

Los últimos reconocen al menos que, ante un accidente, ello implica un alto costo, tanto dinerario como de exposición publica, pero si los medios no muestran la totalidad del problema, nunca se atacaran a todos los frentes reales de este tipo de situaciones, donde la principal victima es una sola: la población.


Powered by FerozoSite