COMO SE HACE UNA EVALUACION DE IMPACTO AMBIENTAL?  - Parte 2

(Esta serie de tres artículos forma parte del resumen de diversos cursos dictados en posgrados y distintas asociaciones profesionales)

 

Ya nos hemos referido anteriormente al encuadre desde el cual los evaluadores deben partir cuando se encuentran ante la tarea de realizar una evaluación de impacto ambiental.

 

Convenimos algunas definiciones - según mi criterio -, que deben ser consideradas para adecuar nuestra comunicación, habiendo entendido entonces lo siguiente:

 

  • Una EVALUACION DE IMPACTO AMBIENTAL es un estudio que se realiza a un hecho NO CONSUMADO o A ACONTECER

  • Un ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL es un estudio que se realiza a un hecho CONSUMADO o ya ACONTECIDO

  • Ambos tipos de investigación son MULTIDISCIPLINARIOS, que demandan la intervención de varios profesionales trabajando en forma conjunta y entrelazada según las áreas.

  • El inicio de las tareas implica que el profesional coordinador conozca tres grupos de información de base: QUE se va a realizar, DONDE se va a realizar y COMO se va a realizar

 

Partiendo entonces de lo que mencionáramos en el articulo anterior sobre esta trilogía, el profesional coordinador, en base a su EXPERIENCIA determinará globalmente lo siguiente:

  • Que áreas debe considerar como relevantes

  • Que profesionales debe requerir

  • Que información básica precisa sobre el DONDE y de cual factor ambiental precisará mayor detalle

  • Con que grado de detalle precisa la información sobre el QUE

  • Con que grado de detalle precisa la información sobre el COMO

 

Una vez logrado esto es cuando comienzan las tareas especificas, donde partiendo desde lo general a lo particular, el coordinador establece los limites iniciales de cada área de investigación, de modo tal de tender hacia un equilibrio entre las mismas.

 

Esto inicialmente resulta de utilidad ya que permite optimizar los recursos y a medida que transcurre el desarrollo de las tareas, cada área puede ameritar un mayor detalle.

 

Los primeros pasos, una vez definido lo anterior, involucra realizar las tareas para investigar, caracterizar y conocer determinadas características, como ser:

 

Del ambiente donde se desarrollará el proyecto:

 

  • los componentes básicos de dicho ambiente

  • el peso o importancia de dichos componentes

  • el estado actual de los mismos

  • su capacidad de "absorción" o "asimilación" de impactos, es decir, lo que se denomina capacidad de resiliencia

 

Del proyecto:

 

  • Que involucra en sus procesos

  • Si utilizará recursos del área o de otras áreas

  • Que insumos precisa

  • De donde provienen esos insumos

  • Que tipo de residuos y efluentes generará

  • Que sistemas de tratamiento se prevén

  • Cuales serán los medios receptores de dichos residuos y efluentes

  • Como serán los sistemas de acopio de los insumos, de los productos y de los residuos

 

Puede decirse que esta información básica le permitirá al coordinador establecer, conjuntamente con el profesional especialista de cada área, donde debe ahondar en mayores datos para identificar mas claramente las características de los impactos.

 

Por ejemplo, si del análisis del proyecto surge que no se generaran efluentes gaseosos, no resulta de utilidad otorgarle el mismo peso a la variable ambiental aire que al resto de las variables seleccionadas.

 

Durante mucho tiempo se ha estado convencido de que un estudio ambiental que considere todas las variables del ambiente es un estudio bien hecho. Esto no es así. Lo que se logra mediante esto es poseer una gran cantidad de información volcada en un trabajo que impacta por "su peso", pero a veces de escasa utilidad y en varias oportunidades he podido "inferir" que esto ha sido una herramienta para elevar los costos de estos estudios sin una justificación técnica, que se aceptan por desconocimiento de aquellas partes que requieren estos estudios.

 

Existe una gama muy amplia de acciones que involucran la realización de una evaluación de impacto ambiental. Cada una de estas acciones es singular y es posible agrupar algunas de ellas. No resulta obviamente lo mismo realizar una evaluación de impacto ambiental de una represa, de una central nuclear, de una estación transformadora de energía, de una línea de alta tensión, de una carretera, de una línea de ferrocarril o de una pequeña empresa metalmecánica y de muchas otros proyectos que se nos ocurran mencionar.

 

La mayoría de los consultores nos encontramos muchas veces con reglamentaciones que exigen ciertos contenidos mínimos para las E.I.A. Y muchas veces debemos cumplir con estos requisitos sabiendo perfectamente que algunos de ellos no tienen en absoluto relación con el objeto que se esta evaluando y que se encuentran "fuera de escala" respecto a dicho objeto de estudio. Esto sucede muchas veces porque resulta mas fácil COPIAR legislación internacional que se supone es completa y como suele ser, se copian las generalidades de las políticas y de las reglamentaciones y no sus detalles en particular. Corolario: legislación abundante, completa y compleja, pero de aplicación dificultosa y en algunos puntos sin sustento técnico.

 

Y por lo tanto la E.I.A. realizada será muy completa en cuanto a contenidos, pero lo realmente importante del proyecto que se analiza quedará inmerso en un maremagnum de información que, aunque correctamente desarrollada, se encuentra fuera de escala respecto al proyecto evaluado.

 

Por ello es que el evaluador-coordinador debe establecer los limites de "hasta donde" se debe investigar en cada área. Esto no implica que la palabra del evaluador deba ser la única escuchada. La MULTIDISCIPLINARIEDAD debe surgir allí para que, si no se ha considerado una variable determinada, el profesional especialista en dicha área comunique esto al coordinador para ajustar la metodología.

 

Una vez que poseemos las bases de que es lo que debemos investigar, comienza una serie de tareas de recopilación de información. Esta recopilación debe ajustarse a los limites establecidos, es decir, si caracterizar al ambiente desde sus variables atmosféricas alcanza con investigar las generalidades climáticas de la zona o se deben realizar mediciones mas profundas para conocer las implicancias del proyecto sobre dicha variable o factor ambiental.

 

Luego de la recopilación bibliográfica sobre el sitio donde se aplicará el proyecto se cuenta con una caracterización global del ambiente. Mientras se realiza esta recopilación, cada profesional especialista debe compartir con los demás la información sobre las características del ambiente. Esto debe realizarse para ajustar los limites establecidos y optimizará los recursos a fin de no volver sobre las fuentes una y otra vez, lo que muchas veces se torna dificultoso y lo mas importante, malgasta recursos.

 

Al mismo tiempo mientras se conforma esta base de información sobre el ambiente, se analiza con igual grado de profundidad al proyecto. Las áreas especificas analizan los procesos involucrados, las necesidades energéticas, los insumos, los productos, los residuos y efluentes y las necesidades de transporte.

 

Definidas las características principales del proyecto, se deben seleccionar las acciones mas relevantes del mismo, es decir. las que mejor lo describan.

 

Asi como cuando se seleccionan los factores o componentes ambientales se debe tener mucho cuidado en que los mismos sean de una escala acorde al trabajo, de la misma forma debe procederse con las acciones principales del proyecto.

 

Estos posibles desfasajes usualmente se observan finalmente en la matriz de impacto ambiental, las cuales analizaremos mas adelante.

 

Cuando describimos al ambiente seleccionamos los factores ambientales a considerar, dentro de un marco global. Esto significa que debe tenderse a que la totalidad de las variables tengan aproximadamente el mismo peso - aunque esto usualmente reconozcamos que no siempre puede realizarse -, evitando por ejemplo que la variable aire este caracterizada por su calidad en forma general y la variable agua este caracterizada por cada uno de sus componentes (DBO, DQO, nitratos, nitritos, pH, etc.)

 

No significa que sea incorrecto caracterizar al medio agua con estas variables, pero las dificultades surgirán cuando debamos evaluar el impacto de una acción determinada sobre alguna de estas variables que hemos seleccionado.

 

No es de utilidad analizar si una acción global del proyecto altera el pH del agua, luego analizar si altera la DQO, luego la DBO, y así con todos los componentes. Cuando llegamos al final, nos encontramos con una serie de variables del ambiente que se verán afectadas con la acción, otras que no y otras que no podemos definir. Es entonces cuando comprendemos la noción de "impacto ambiental".... decimos que el impacto es negativo si afecta al pH y no a la DBO ni a la DQO? o que es positivo porque solo afecta a una sola variable y no al resto?

 

Es aquí donde debemos realizar el recorte necesario a fin de no crear una descripción tan puntillosa del ambiente que finalmente nos genere un análisis tan complejo que no nos sea de utilidad.

 

De la misma forma sucede con las acciones del proyecto. Si analizamos una sola, por ejemplo, construcción del edificio.... que sucede cuando analizamos dicha acción en función de su incidencia en el pH del agua?.... y si decidimos que la acción, por ejemplo, colocación de paneles acústicos, cual es su incidencia sobre el medio biótico? o el doblado y corte de metal, como incide sobre el suelo subterráneo?

 

Estas situaciones son las que en general deben guiar a los evaluadores cuando se realiza la selección de acciones del proyecto y factores ambientales.

 

Otra situación esperable puede surgir a partir de una acción que se sucederá en el interior de la planta y que no trascenderá los limites de la misma.

 

Como ejemplo, un sector de pintado de superficies, cuyas consecuencias directas corresponden al microambiente laboral, pero no alcanzan a generar impacto alguno en el ambiente global. Este caso debiera corresponder ubicarlo fuera de contexto de la E.I.A. ya que sus consecuencias no alteran el ambiente que rodea a la futura planta. Caso diferente seria si ese sector de pintura coloca una campana de extracción y entonces sí encontramos un efluente gaseoso al exterior.

 

Estos casos ejemplificados son los que en cada E.I.A. se encuentran los profesionales y el conocimiento técnico debe ajustar la selección de las variables a fin de no considerar dentro de la evaluación un impacto que es restringido al ambiente laboral.

 

Acordado entonces el contexto desde el cual se seleccionan las acciones mas importantes del proyecto, cada factor ambiental a considerar, y, realizadas las tareas de investigación y recopilación de información sobre estos dos grandes grupos de información - el QUE, el COMO y el DONDE - comienza la tarea que es la que lleva el mismo nombre que el trabajo en su totalidad: es decir, la evaluación de impacto ambiental propiamente dicha.

 

En el artículo siguiente analizaremos finalmente la fase mas comúnmente conocida de las evaluaciones de impacto ambiental, las matrices de impacto.


Powered by FerozoSite