COMO SE HACE UNA EVALUACION DE IMPACTO AMBIENTAL? - Parte 1

(Esta serie de tres articulos forma parte del resumen de diversos cursos dictados en posgrados y distintas asociaciones profesionales)

Desde hace varios años el tema central de discusión y sobre el cual se presta mayor atención respecto a cualquier obra del ser humano y su relación con el ambiente es un estudio denominado comúnmente evaluación de impacto ambiental.

Este término ya ha pasado a formar parte del léxico común de la gente, se mencionan en los diarios y revistas, los organismos gubernamentales y no gubernamentales la utilizan para apoyar o desalentar un determinado proyecto, las bases de los partidos políticos la utilizan como referente para demostrar su "conciencia ecológica", etc., etc., etc.

Pareciera que ecología y evaluación de impacto ambiental fueran sinónimos, y obviamente no lo son.

Debo reconocer que este artículo no será el único respecto a este tema. Estoy convencido que la meta de divulgar no debe realizarse al precio de exponer vagamente un tema, y este en particular es el que engloba muchas ramas de las ciencias y que sería como un resumen general y completo para la toma de decisiones. Por ello estimo necesario para realmente alcanzar la meta de divulgar, que se precisa de algunas notas más que la presente. Por ello espero e invito a que se continúe la línea con este, el primer articulo sobre evaluación de impacto ambiental.

Podríamos sumergirnos en una larga lista de definiciones sobre que es realmente una evaluación de impacto ambiental y siempre veríamos que nos falta algo. Esto sucede porque este estudio es complejo, abarcativo, singular y sobre todo, puede presentarse como un resumen técnico de la relación objeto-de-estudio y ambiente.

En general se define también al ambiente de diversas maneras. Luego de analizar varias de las definiciones podríamos decir ver al ambiente como "la totalidad de condiciones externas que ejercen influencia sobre un organismo o una comunidad de organismos en su hábitat y con los cuales se establecen relaciones."

Aquí tenemos varios términos que son redefinibles, para saber realmente de que estamos hablando, pero en general, esto es aplicable a la definición básica de ambiente. Como vemos, para cualquier organismo - incluyendo el hombre - esta definición puede abarcarlo globalmente, definiendo que el ambiente humano es particular, y cuyos componentes "ejercen influencia ..... en su hábitat."

Respecto a las "relaciones" entendemos que los organismos se ven afectados por el ambiente que los rodea, y que el mismo tiempo este también se ve afectado por los organismos. Convengamos que utilizar el termino "afectación" no indica que esto sea "negativo" sino que la afectación puede manifestarse en ambas formas.

Porque buscamos definir "ambiente"? ... justamente, porque buscamos definir "evaluación de impacto ambiental" o sea, el impacto de determinada acción sobre el ambiente, que es el Objeto de Estudio.

Ahora bien, que es entonces una evaluación de impacto ambiental?

Como marco de referencia puede tomarse, entre otras fuentes, el Programa de la Naciones Unidas para el Medio Ambiente - P.N.U.M.A.- que define la evaluación de impacto ambiental como “una investigación, análisis y evaluación de las actividades planeadas, buscando asegurar un desarrollo sustentable y ambientalmente sano”.

Esto deja fuera de contexto las evaluaciones de las consecuencias ambientales de sucesos naturales, por ejemplo, una erupción de un volcán, una inundación u otros fenómenos - por ende, no "actividades planeadas" - pero el P.N.U.M.A. define esto desde su visión antrópica del impacto ambiental.

En general las E.I.A. (evaluación de impacto ambiental) se generan a partir de analizar ACCIONES HUMANAS, por ello la mayoría de las definiciones involucran al hombre, pero podemos aclarar aquí que es posible realizar una E.I.A. a cualquier acontecimiento, sea por causas naturales o antrópicas.

Por lo tanto realizaremos aquí un recorte de la exposición para clarificar la exposición: podemos convenir que existen sucesos de dos orígenes: natural y antrópico (por hombre), refeririéndonos principalmente a los de origen antrópico.

A partir de esta división, debemos realizar otra, que involucra a las acciones o sucesos YA ACONTECIDOS (emprendido) y a aquellos A ACONTECER (proyecto)


Sobre estos dos sucesos antrópicos, entendemos entonces que una evaluación de impacto ambiental resulta la elaboración de un conjunto de actividades, investigaciones y tareas técnicas interrelacionadas íntimamente entre sí, con el objeto de conocer lo mas detalladamente posible y con un grado adecuado de ajuste, las principales consecuencias ambientales de un proyecto o un emprendimiento, de modo tal de ajustarse a las regulaciones pertinentes respecto al cuidado y preservación del ambiente, y brindar en forma efectiva una herramienta para la decisión sobre la implementación de mejoras a un proyecto, alternativas o adecuaciones y correcciones sobre emprendimientos instalados.

Esto es la elaboración de un estudio encaminado a la identificación e interpretación de las consecuencias o los efectos a esperar a partir de las acciones emprendidas o a emprender, específicamente sobre la salud y bienestar de la población, de la calidad ambiental y del entorno donde se asientan o identificar e interpretar las consecuencias acontecidas.

Esta serie de investigaciones pueden ser aplicadas a todo un proyecto o emprendimiento o solo a una parte del mismo, con el objeto de evaluar las consecuencias de las diferentes acciones a emprender o emprendidas y estimar la calidad del ambiente con y sin dichas acciones.

Cabe destacar que una E.I.A. es un estudio necesariamente MULTIDISCIPLINARIO e INTERDISCIPLINARIO, es decir, que debe ser realizado por varios profesionales según su área y que deben actuar en forma interrelacionada entre si. Si bien cada uno de los profesionales aportará su subjetividad, en la interdisciplinariedad se buscará minimizar dicha subjetividad individual. Generalmente existe una figura central de coordinador, que es el encargado de guiar y ordenar el trabajo individual de los profesionales de cada área y esta tarea implica el conocimiento general de todas las áreas, sin ser un especialista en cada una de ellas. En lo sucesivo nos referiremos especialmente a esta figura de consultor-evaluador como centro de la explicación.

Como hemos mencionado, existen dos situaciones: sucesos consumados o sucesos a consumarse. El autor entiende que la E.I.A. es un trabajo complejo que se realiza PREVIAMENTE a que un suceso acontezca, y un ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL se realiza sobre un suceso ya acontecido. Esta división es subjetiva y es a solo efecto de denotar que existen estas dos situaciones.

La situación ideal de un consultor-evaluador para realizar una E.I.A. es cuando los interesados de realizar un determinado proyecto le presentan justamente eso, el proyecto.

Esto, juntamente con la definición del área geográfica (ambiente) donde se planea aplicar el proyecto, le permite al evaluador tomar conocimiento de las dos partes principales a analizar: el QUE y el DONDE.

Una vez observado el QUE se debe analizar el COMO, completando la trilogía de análisis que el evaluador toma como base para definir las distintas áreas que competen al proyecto, al ambiente y por lo tanto, a los profesionales que deberán participar de la E.I.A.

Esta no es una tarea sencilla. Una omisión de un factor o de una acción puede generar un impacto no previsto con graves consecuencias ambientales.

En general en las E.I.A. no se encuentran mayormente "omisiones", sino mas bien, errores de profundidad en las consideraciones, es decir, se consideran todos los ambientes posibles o se analizan todas las acciones, pero se le dan a todas el mismo "peso" o importancia, lo que genera el problema.  Aquí toma vital importancia una situación que es la que finalmente resulta ser una de las mas importantes cuando se precisa realizar una E.I.A.: LA EXPERIENCIA.

El conocimiento de LA REALIDAD es fundamental. La teoría y la estadística pueden resultar herramientas de suma utilidad, pero la experiencia es la que permite optimizar los recursos y generalmente la que brinda las bases para realizar correctamente un complejo estudio como son las E.I.A.

Una vez completada la trilogía de QUE es lo que se quiere hacer, DONDE se quiere hacer y COMO se quiere hacer, el evaluador definirá las áreas en directa relación con el proyecto como al ambiente.

Puede decirse que la EXPERIENCIA le permite al evaluador, a través de una visión general del proyecto y del ambiente, tener una visión global de los impactos que se presentaran. Quizás esto pueda ser interpretado como un "principio de autoridad", pero "por propia experiencia" al realizar una lectura general de la trilogía mencionada, es posible identificar a grandes rasgos los impactos a esperarse y sobre que ambientes se sucederán.

Es a partir de este punto donde el evaluador define las áreas de análisis y convoca al resto de los profesionales. Esta tarea no finaliza en este punto, a medida que avanza el estudio pueden generarse situaciones que impliquen un nuevo replanteo de la metodología aplicada, o que se preste mas atención a un determinado proceso o a un determinado ambiente. Esta retroaliementación del sistema de definición de las áreas de una E.I.A. permite mejorar la calidad del estudio y fundamentalmente, analizar con mayor detenimiento procesos o ambientes que inicialmente no eran considerados como relevantes.

RESUMEN:

Como primera mención para redondear estos primeros comentarios es que la primera tarea que debe realizarse es completar la trilogía QUE, COMO y DONDE, para iniciar las tareas de avance. En el QUE se incluye si el objeto de estudio es un proyecto o un emprendimiento instalado, lo que resulta determinante en las posteriores definiciones.

Completada esta trilogía el evaluador selecciona y determina las áreas involucradas y completa el grupo profesional para encarar la E.I.A.

Este trabajo no queda en esta posición estática, ya que tanto sea por las tareas del evaluador como del resto de los profesionales, se revén las áreas seleccionadas y se modifican los alcances de los diversos estudios a realizar.

En síntesis, cada paso de una E.I.A. es una evaluación en si, que pone a prueba el sustento técnico del estudio con el objetivo primario de minimizar la ocurrencia de impactos negativos sobre el ambiente y sobre la sociedad, optimizar los recursos utilizados o a utilizar, asistir técnicamente a los encargados del proyecto para modificar los puntos conflictivos y tender hacia un equilibrio en la relación proyecto-ambiente. Este es el desafío.


Powered by FerozoSite